Copyright 2015 © Todos los derechos reservados
Web Design PaginasWeb7pro.com
Email de Contacto: antologiabomberil@msn.com
                       
Estampillas
SINFONÍA ROJA DE LAS CAMPANAS

Un tañer de campanas, rompió el fin de la noche
y una carcajada de saetas rojas, de fuego vivo
se vació en el espacio, como un inmensa broche
dantesco e infernal;
los espacios vibraron al son de las campanas
que con lenguas de bronce
llamaban a sus hijos ... y en sus voces lejanas
el eco repetía su lamento, su grito
que en el azul tramaba
como una sinfonía, lamiendo el infinito.

Dante, tu sueño vivo, tu visión, tu gemido
del infierno terrible, se retrata esta hora
de triste realidad ...
Esta noche de llamas, de lúgubres aullidos
en donde la tragedia gime enloquecedora,
sacudiendo, convulsa, la dormida ciudad.

Candentes hierros. Gritos. Fuego, fuego homicida
azota, formidable, los flancos de la mole,
aniquila en sus brazos los esfuerzos del hombre
y en satánica lucha, destruye enloquecida ...

Pero allí están tus hijos;
estos hijos dilectos, que llaman las campanas
con su lengua sonora, lánguida, melancólica y grave;
que tiernamente ordenan cumplir con la misión
pues saben que son ellos soldados de ideales
y que forman unidos, solo un gran corazón ...

Sí; allí están todos, como un solo gigante
esgrimiendo sus armas que no hieren, que salvan,
allí donde el peligro es más grave ... Adelante ...
Pronto el brazo, la vista alerta, enrojecida ...
y no ciegan su empeño; antes, perderlo todo,
todo, así no sean sus florecientes vidas ...

Héroes de la Paz. Humildes gladiadores
que forjáis ideales de sublime belleza,
vuestra obra de cíclopes; - modestos vencedores.-
que no tienen un aplauso, ni se empapan de grandeza
será siempre la misma; ayer, hoy o mañana,
pasado o porvenir; ocaso o alborada,
firmes y alertas cuando escucháis la llamada
que a sus hijos dilectos ordenan las campanas.

Autor: Carlos Arriagada Ruiz